Mejora genética del tomate mediante el control específico de su ablandamiento

#tomatepera #frutavip
El control de la tasa de ablandamiento de los tomates para extender su vida útil ha sido y será uno de los grandes objetivos de la industria tomatera.

Ya en 1.990 se diseñaron tomates genéticamente modificados en aras a, sin perder calidad y color, además obtener variedades con una vida útil para su consumo mucho mayor. Estos avances de entonces no fueron del todo satisfactorios puesto que el aspecto y calidad de los tomates se vieron visiblemente afectados. El hallazgo realmente relevante fue sin duda saber que los científicos estaban en la senda correcta considerando que la clave estaba en llevar a cabo un control muy específico del nivel de ablandamiento del tomate en su proceso de maduración.

En la actualidad, los híbridos que la industria tomatera cultiva contienen mutaciones genéticas que evidencian retrasan la maduración pero sin embargo tienen paralelamente un impacto negativo en el sabor y color del tomate mutado genéticamente.

Desde 2.016 y tras el hallazgo de un grupo de notables investigadores la cosa ya va muy en serio; el secreto en lo que al control del proceso de maduración del tomate se refiere, de su llamada tasa de ablandamiento, se ha descubierto está en el control específico de un gen que codifica la enzima “pectato liasa“; su silenciamiento posibilita la obtención de tomates con una vida útil de hasta dos semanas más de lo que venía siendo habitual pero ahora sin verse afectados otros aspectos del proceso de maduración del tomate.

pectato liasa

Llegado este momento otra cosa muy distinta es que se admita a nivel internacional el cultivo de tomate modificado genéticamente para fines comerciales; de hecho muchos países como por ejemplo Inglaterra ni siquiera permiten esta posibilidad a nivel global.

Fuente: www.nature.com

 

Sobre frutavip_es 184 Artículos

Fruta y verdura online en Madrid. De Mercamadrid directamente a la despensa de tu casa; envío gratuito a domicilio.